andres mira

Una jornada muy buena, con risas, aprendizaje y renovando conocimientos. Tuvimos una gran suerte con el día que tuvimos, pues con mucha castaña de viento el catamaran se comportó con buen aplome y seguridad. Del instructor, dejando aparte la amistad, me sentí seriamente instruido y ameno. De la limpieza del barco, ni te digo. El barco está perfecto, no tiene olores, los baños muy limpios y todo funciona perfectamente. Gracias Nino.